Quantcast
baner dermosalud
productos-para-el-acne-farmacia-dermosalud-colombia-whatssapp

Salud Corporal • Radiofrecuencia

Radiofrecuencia

Es un procedimiento que mejora la flacidez de la piel sin cirugía ni períodos de recuperación. Es ideal para pacientes que presenten una flacidez ligera de la piel de la cara, cuello, cara interna de los brazos, muslos, abdomen y glúteos.

 

¿Cómo actúa?

Es una técnica que consiste en aplicar energía a través de la superficie de la dermis, produciendo un calor profundo y controlado, con lo cual se obtiene:

  • Formación de nuevo colágeno, con lo que se logra dar más firmeza a los tejidos.
  • Drenaje linfático que permite disminuir toxinas y líquidos para eliminar con mayor facilidad la grasa de los tejidos afectados.
  • Mejora la circulación de la piel y el tejido subcutáneo, con lo que se logra mejorar el aspecto de la piel de naranja y la flacidez con reducción al mismo tiempo del volumen del área tratada.

¿Cómo es el procedimiento?

Se aplica sobre la piel un gel que transmite la energía introduciéndola por medio de un cabezal de tratamiento que se mueve constantemente sobre la piel.

La duración del tratamiento depende del área a tratar entre 30 a 45 minutos por sesión.

El número de sesiones es variable, pero por lo general se necesitan de 4 a 6 sesiones en cara y de 6 a 10 sesiones en la región corporal.

 

¿Qué resultados se pueden esperar?

El resultado inmediato es la contracción del colágeno, que puede ser de mayor o menor rapidez de acuerdo a cada persona, Este se reestructura en forma gradual , consiguiéndose la producción de nuevas fibras que sustituyan las ya envejecidas.
El resultado es un tejido más elástico, con reducción de la celulitis , arrugas y flacidez.

 

¿Tiene efectos secundarios?

Al terminar el tratamiento puede verse un ligero enrojecimiento o edema que desaparece en un corto período de tiempo. Pocas veces se produce alguna pequeña equimosis en zonas donde los capilares son más frágiles.

 

¿Tiene contraindicaciones?

Esta contraindicada en embarazo ,cardiopatías graves, alteraciones de la coagulación, enfermedades del tejido conectivo no controladas, enfermedades neuromusculares, cáncer, pacientes con prótesis metálicas en las zonas a tratar, marcapasos, desfibriladores o cardioversores.