Quantcast
baner dermosalud
productos-para-el-acne-farmacia-dermosalud-colombia-whatssapp

publicado por | en Salud Corporal | Sin comentarios

Share Button

Los tratamientos para el acné son individualizados, son el resultado de un diagnostico cuidadoso por lo que automedicarse puede empeorar el cuadro.

El acné es una enfermedad inflamatoria crónica que afecta, principalmente, a adolescentes y adultos jóvenes. Se calcula que antes de los 21 años entre el 80 y el 90% de esta población ha estado expuesta a esta dolencia.

Sin embargo, el acné puede persistir después de los 21 años y se sabe que 12% de las mujeres mayores de 25 años aún sufren de acné facial, según metaestudios revisados por la dirección clínica de Dermosalud Colombia.

La doctora Claudia Morales Ruíz, dermatóloga experta en Acné explica que está condición es uno de los principales motivos de consulta recurrente en el campo de la salud.

Los afectados pasan por diversos especialistas desde el médico general, pasando por el internista, endocrinólogo, pediatra, hasta por fin ser remitidos al especialista que en realidad debe atender esta patología: el dermatólogo.

“Es una entidad que a pesar de su alta incidencia aún no tiene una cobertura suficiente para su tratamiento y debido a su etiología multifactorial presenta en ocasiones dificultad en su abordaje” señaló la doctora Morales.

Es por esto que existe preocupación por la atención que debiera prestarse a esta enfermedad para combatirla precozmente, controlarla y evitar secuelas físicas y emocionales que pueden ser graves, permanentes, y en su mayor parte prevenibles.

La Doctora Morales Ruíz, advierte que “la problemática de los jóvenes es subvalorada cuando en realidad es una de las principales causas de aislamiento social y ansiedad en esta población”, indicó la doctora.

Los expertos de la Clínica del Acné de Dermosalud Colombia, brindan siete tips para el cuidado de la piel con acné:

El acné no es una enfermedad por suciedad de la piel, por lo tanto, se debe limpiar solo en la mañana y en la noche, para esto se pueden utilizar jabones que, e ayudan a mantener el manto ácido de la piel y/o lociones limpiadoras. No utilice jabones antibacteriales.

No es necesario exfoliar la piel todos los días porque puede agredirla, se pueden utilizar exfoliantes suaves de 1 a 2 veces por semana según las características de cada piel.

Se debe evitar el uso de cremas sobre la piel (hidratantes, limpiadoras, bloqueadores solares, despigmentantes), de requerirse se deben utilizar productos en gel o lociones formuladas por dermatólogos.

El maquillaje puede empeorar el acné, ya que al cubrir el poro del folículo pilosebáceo le ayuda a taponarse, formando así los comedones o espinillas que son la lesión inicial del acné. Evite aplicarse bases cremosas, polvos y rubores compactos.

No debe pellizcarse la piel para extraer las espinillas o los barros, ya que se empeora la inflamación y se corre el riesgo de sobreinfección, lo que tiene consecuencias como la demora en la resolución de las lesiones, manchas o incluso cicatrices.

Cada piel es diferente, en sus características, tipo de acné y respuesta a los tratamientos, por lo que no es aconsejable utilizar productos cosméticos comercializados como “antiacné” ya que pueden producir irritación, quemaduras, entre otros efectos adversos y generalmente no tienen una buena efectividad.

El acné es una enfermedad de la piel que debe ser controlada a tiempo con un adecuado tratamiento médico para evitar secuelas irreversibles, se debe confiar la piel solo a especialistas capacitados en el manejo de esta enfermedad.

“Los tratamientos para el acné son individualizados, son el resultado de un diagnostico cuidadoso en cada caso por lo que automedicarse, aplicarse o aceptar recomendación de otra persona puede empeorar el cuadro” afirma la doctora Morales Ruíz.

Lo importante es decir que “todo tipo de acné tiene tratamiento, no importa el grado de severidad” pero obviamente debe ser bajo supervisión del médico especialista, que es el dermatólogo. La consulta de acné debe ser lo más temprana posible para evitar cicatrices.

Finalmente, es importante que las personas sepan que el tratamiento para el acné es prolongado y debe realizarse bajo un estricto seguimiento médico ya que, aunque muchos lo abandonan cuando empiezan a mejorar, esto es contraproducente.