Eccema atópica infantil o dermatitis – Un problema crónico

La eccema atópica en bebés y niños

Entre el 10 y el 20% de los niños del mundo sufren dermatitis o eccema atópica (eczema), una enfermedad crónica aunque no contagiosa.

¿Qué es la dermatitis o eccema atópica?

La dermatitis atópica (o eccema atópica) es una enfermedad de la piel muy molesta que se presenta de manera muy común en bebés y niños. Por tratarse de una condición crónica debe tener un tratamiento de mantenimiento y otro para manejar los cuadros agudos o de brote activo. Estos últimos deben tratarse mediante medicamentos tópicos para calmar la piel inflamada y aliviar el picor.

Síntomas:

  • Los bebés pueden presentar síntomas de sufrir una eccema atópica con tan solo 2-3 meses de vida. Puede aparecer repentinamente una erupción que deja la piel seca, descamada y con picor.
  • Las zonas comprometidas varían con la edad pero son de fácil identificación por parte del pediatra y el dermatólogo.

Las zonas donde aparece la eccema atópica de manera más frecuente en los bebés son: la cara (en especial las mejillas) y el cuero eccema atópica infantilcabelludo. Los niños mayores suelen estar afectados en pliegues de flexión como delante de  codos y rodillas.

A esta condición puede añadirse la sobreinfección por el rascado. Caso en el que se necesitará un tratamiento antiinflamatorio pronto a fin de que mejore rápidamente en los cuadros agudos y evite esta complicación.

Como los bebés no pueden rascarse, frotan su piel contra la ropa de la cama, lo que ayuda a empeorar el cuadro. Además, están irritables y tienen dificultades para dormir. Situación que compromete la calidad de vida de los pequeños y de sus padres.

Causas y desencadenantes de la eccema atópica infantil

La Doctora Paola Torres (dermatóloga especialista) resume las causas:

  • Genética: otros familiares tienen o tuvieron dermatitis atópica, rinitis alérgica y/o asma
  • Alteración de la barrera cutánea, es decir mal funcionamiento de la función de barrera que tiene la piel
  • Alteración del sistema inmune (defensas) que termina produciendo inflamación

Factores coadyuvantes

  • Tejidos como la lana y el nylon que pueden ser abrasivos y provocar mayor sudoración, irritación y picor de la piel
  • NO se recomienda suspender de forma sistemática ningún alimento a los niños afectados a menos que este claramente identificada una alergia alimentaria como puede darse con productos lácteos, frutos secos,  mariscos, etc. (consulte al médico antes de eliminar alimentos de la dieta)
  • Alergias a los ácaros domésticos, al polvo o al polen
  • Detergentes
  • Tabaquismo pasivo
  • Algunos de los efectos secundarios de la enfermedad – como el estrés o el insomnio – también pueden empeorar los síntomas

Tratamientos de la eccema atópica  infantil

La especialista explica que aunque la mayoría de los niños mejoran con la llegada de la adolescencia, algunos persisten con síntomas hasta la vida adulta por lo cual debe contemplarse la dermatitis o eccema atópica como una enfermedad crónica que requiere un tratamiento juicioso que busca evitar cuadros agudos frecuentes y el adecuado manejo de los mismos cuando se presenten. A saber: calmar la piel – aliviando el dolor y el picor –reducir la tensión emocional, prevenir infecciones y detener el engrosamiento de la piel secundario a agudización de las fases y el rascado.

El plan de tratamiento ha de incluir cuidados con productos dermocosméticos específicos para la condición y modificaciones en los hábitos cotidianos.

Siempre deben usarse hidratantes (mejor aceites naturales) dos a tres veces al día en toda la piel del menor y solo en caso de cuadros agudos usar en las áreas inflamadas de la piel productos tópicos con corticoides que se encargaran de resolver la inflamación con la debida supervisión médica. Recuerde que los corticoides sólo son para salvar la crisis. No alargue su uso. Tienen muchos efectos secundarios.

Es importante que padres y cuidadores conozcan la condición para informar que no es contagiosa y evitar que los demás niños hagan bromas al respecto.

Sugerencias para los padres de niños que sufren eccema atópica facial

La Dra. Paola Torres como coordinadora del programa «Dermamás» recomienda:

  • Para la higiene utilice agua templada, no caliente
  • Seque la piel aplicando una toalla con suavidad y sin frotar, a continuación aplique directamente la crema humectante. Repita en la noche
  • Mantenga cortas las uñas del niño para que se lastime lo menos posible al rascarse
  •  Inicie tempranamente el manejo indicado por su dermatólogo en los cuadros agudos y úselo por el tiempo indicado por el mismo, así evitará complicaciones



Protocolo para tratar la eccema atópica infantil:

Higiene de todo el cuerpo y cabello: jabón de alepo al 40% (original de Aleppo)

Hidratar la piel con aceite regenerador a la crisálida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.